Photo by the Russian Emergency Ministry Press Service.
06 Nov 2022

13 muertos en el incendio de una discoteca en Rusia

Al menos 13 personas murieron el sábado en el incendio de una discoteca en la ciudad rusa de Kostroma. Según la CNN, las autoridades creyeron en un principio que el fuego se había originado por los fuegos artificiales encendidos por uno de los clientes de la discoteca.

Más tarde, la BBC informó de que se había determinado que el incendio se originó por una pistola de bengalas que un cliente ebrio encendió en la pista de baile.

"Al parecer, el fuego se propagó cuando partes del equipo de iluminación del techo se encendieron, llenando rápidamente la sala de humo. Tardó varias horas en extinguirse", dice la BBC en su artículo del 6 de noviembre, que también muestra un vídeo de los bomberos rusos luchando contra el fuego.

Según un comunicado del Comité de Investigación ruso, ya se ha detenido a un sospechoso:

"Como resultado de complejas medidas operativas de búsqueda, los agentes de policía identificaron y detuvieron a un sospechoso de un acto ilícito en uno de los establecimientos de ocio de la ciudad de Kostroma, que provocó un incendio y la muerte de personas. Actualmente, el sospechoso ha sido entregado a las autoridades investigadoras", señala el comunicado.

Al parecer, el incendio del club Polygon comenzó a las 2.00 de la madrugada, hora local, del sábado 5 de noviembre por la noche (23.00 GMT) en Kostroma, 300 km al noreste de Moscú.

Se desconoce el número exacto de personas que se encontraban dentro del club en ese momento, pero 250 fueron evacuadas, según la BBC.

Desde principios de año se han producido al menos otros cinco incendios en diversos restaurantes, según la agencia internacional de noticias Reuters. Dos de estos incidentes se saldaron con víctimas mortales.

En 2009,156 personas perdieron la vida tras declararse un incendio en la discoteca Lame Horse de la ciudad de Perm. Este suceso dio lugar a la exigencia de leyes más estrictas en materia de seguridad contra incendios en Rusia.

Crédito de la foto: (Arriba) Servicio de Prensa del Ministerio de Emergencias ruso.