es
A Canadair CL-215 water bomber plane dropping a load pf water on a forest fire. Photo: Wikipedia Commons
24 May 2023

Europa se prepara para un 2023 de calor extremo, sequías e incendios forestales récord

es

2022 fue un año de récords meteorológicos en Europa el año pasado. El verano fue muy caluroso, con temperaturas por encima de los 45 grados centígrados, lo que provocó numerosas muertes por calor, sequías e incendios. De momento, las previsiones para 2023 apuntan a otro año récord de olas de calor.

El informe anual de 2022 del programa de vigilancia medioambiental de la UE Copernicus muestra que los científicos creen que el calor extremo empeorará aún más en el sur de Europa: ya hay avisos de sequía para este verano.

Gran Bretaña registró temperaturas estivales superiores a los 40 grados C por primera vez en su historia, durante el mes de julio del año pasado. La ola de calor británica fue sólo una de las muchas y persistentes que se registraron en Europa occidental y meridional el verano pasado: la temperatura más alta medida fue en Portugal, con 47 grados C.

Crédito de la foto:
Un avión bombardero de agua Canadair CL-215 arrojando una carga de agua sobre un incendio forestal. Fotografía: Wikipedia Commons

15.000 europeos murieron por estrés térmico en el verano de 2022

El número de días que se vivieron como "incómodamente calurosos" en el sur de Europa alcanzó una nueva cifra récord, según Copernicus (días con "fuerte estrés térmico" en los que se sienten más de 38 grados). Según la OMS, al menos 15.000 personas murieron a causa del calor en Europa.

La tendencia es que cada vez haya más días de calor incómodo.

"El informe pone de manifiesto cambios alarmantes en nuestro clima, incluido el verano más caluroso jamás registrado en Europa", afirma Carlo Buontempo, director de Copernicus Climate Change.

Ya es muy seco en España e Italia, incluso después de algunas nevadas limitadas durante el invierno. Muchos temen que se repita la sequía del año pasado, que afectó duramente a la agricultura. Incluso con las recientes inundaciones en Italia, los niveles de agua subterránea y los niveles generales de agua para el país en su conjunto, son bajos.

"La situación es grave, las reservas no se han repuesto en, por ejemplo, España. La capa de nieve en los Alpes ha sido escasa. Existe el riesgo de que se den condiciones similares o peores a las del año pasado si no hay muchas precipitaciones esta primavera", afirma Samantha Burgess, subdirectora de Copernicus.

Podrían superarse los 50 grados

La temperatura más alta registrada en Europa de todos los tiempos se registró en Sicilia en 2021 (48,8° C). Sin embargo, con el aumento de las temperaturas medias, puede ser cuestión de tiempo que Europa supere los 50 grados C, según Copernicus.

"No podemos asegurar que vaya a haber un récord de calor en 2023, pero con mayores concentraciones de gases de efecto invernadero, es probable que haya más años cálidos", afirma Samantha Burgess.

Mayor riesgo en el sur de Europa: 2.000 millones de euros para ayudar a España durante el verano

Principalmente el sur de Europa se prepara para un verano extremo de continuas sequías y escasez de agua.

En España, el 11 de mayo se acordó un paquete de ayudas histórico de más de 2.000 millones de euros para apoyar a la agricultura y la industria tras el mes de abril más seco jamás registrado en el país. España también ha decidido prohibir todo trabajo al aire libre cuando las autoridades consideren que las temperaturas son peligrosamente altas.

El suministro de agua deFrancia habrá disminuido hasta un 40 por ciento en 2050, según el presidente del país , Emmanuel Macron, que está invirtiendo mucho en asegurar el agua del país.

Francia tiene un elevado número de piscinas (supuestamente 1 piscina por cada 38 habitantes), y las autoridades están estudiando formas de introducir restricciones en el uso del agua. En el sur de Francia se han introducido algunas normas nuevas muy serias: El lavado de coches y las piscinas elevadas se han prohibido en algunas zonas para ahorrar agua.

En París, las autoridades están preparando la ciudad creando más sombra y espacios verdes para mantenerla fresca.

El exceso de agua es tan devastador como su escasez: se cambia el asfalto por la vegetación

Al igual que en Italia, la ciudad belga de Dendermonde está trabajando para protegerse de las inundaciones con una medida radicalmente nueva: Las zonas asfaltadas y las calles adoquinadas se arrancan para sustituirlas por más espacios verdes. La idea es que el exceso de agua sea absorbido por el suelo más rápido y mejor que con las superficies duras tradicionales.